desde €0.37 por pastilla

¿Qué es amoxicilina?
La amoxicilina es un fármaco derivado de la penicilina por lo que es un antibiótico, que se utiliza para combatir las bacterias que atacan al organismo. Se utiliza como tratamiento para diferentes tipos de infecciones producidas por bacterias como las infecciones de vejiga, la gonorrea, la neumonía, las infecciones de oído y la salmonella.

Con frecuencia, el Amoxin (nombre comercial de la amoxicilina) se usa con otro antibiótico llamado claritomicina para tratar las ulceras gástricas causadas por una infección por Helicobacter pylori. Este tratamiento combinado requiere del uso de reductores del ácido estomacal como el omeprazol o el lansoprazol, entre otros.

Composición
Este fármaco se presenta en diferentes formas farmacéuticas.

Por ejemplo la suspensión pediátrica que contiene ya preparada 125 mg o 250 mg de amoxicilina en cada dosis.
Para el uso pediátrico, se presenta también en gotas por vía oral.

También se comercializa en cápsulas de 250 mg y 500 mg; y en comprimidos masticables de 250 mg.

Acción farmacológica
La amoxicilina es una penicilina sintética de amplio espectro y también es un bactericida que se utiliza por vía oral en todas las presentaciones. Se activa por inhibición de la biosíntesis de los mucopéptidos que se encuentran en la pared bacteriana en su estadio de multiplicación en proceso.

Los estudios realizados in vitro demostraron que la sensibilidad de la mayoría de las cepas de las bacterias gram positivas que se mencionan a continuación Diplococcus pneumoniae, Estreptococos alfa y beta hemolíticos, Streptococcus faecalis, estafilococos no productores de penicilinasa.

Asimismo, este fármaco es activo in vitro contra varias cepas de Neisseria gonorrhoeae, Haemophilus influenzae, Proteus mirabilis y Escherichia coli. La amoxicilina no es eficaz contra las bacterias productoras de penicilinasas, en especial los estafilococos resistentes. Todas las cepas de Pseudomonas y muchas de las cepas de Klebsiella y Enterobacter son resistentes.

Indicaciones
La amoxicilina está indicada para el tratamiento de las infecciones dermatológicas, respiratorias, estomatológicas, otorrinolaringológicas, ginecológicas, urogenitales, biliares y digestivas causadas por gérmenes sensibles a este antibiótico.

Dosificación
La dosificación de la amoxicilina depende de la enfermedad que se deba tratar.

La amoxicilina se debe tomar o administrar a los niños como ha indicado el médico. No se deben tomar dosis mayores o menores a las indicadas por el profesional de la salud. Se puede tomar con o sin alimentos, pero no se debe masticar, triturar o romper las cápsulas. Ante cualquier síntoma inusual, los pacientes deben comunicarse inmediatamente con sus médicos.

En el caso de la suspensión oral pediátrica de 125 mg, se recomienda una dosis de 5 ml cada 8 horas. En el caso de la suspensión pediátrica de 250 ml, se aconseja una dosis de 2,5 ml cada 8 horas. Esta dosificación dependerá de la enfermedad que se trate y el médico determinará el ajuste de acuerdo a la edad del niño, el peso y la condición tratada.

Las dosificaciones pediátricas (por kilogramo de peso) están indicadas en pacientes cuyo peso no amerite el uso de dosis superiores a las recomendadas para los adultos.

Los adultos serán tratados con las capsulas o comprimidos masticables según criterio médico. La dosis habitual es de una cápsula o comprimido cada 8 horas pero el médico decidirá la dosificación de acuerdo con la enfermedad a tratar y el estado del paciente.

Las gotas pediátricas están primordialmente indicadas en niños menores de 6 meses. La dosis habitual es de 25-50 mg/kg/día administrados en tres tomas iguales, según criterio médico.

En caso de sobredosificación, la amoxicilian puede eliminarse de la circulación con hemodiálisis. La sobredosificación puede causar síntomas gastrointestinales como diarrea, vómitos y náuseas.

En pacientes con insuficiencia renal, generalmente no se necesita ajustar la dosis al menos que el deterioro renal sea muy grave. A los pacientes en hemodiálisis se les debe administrar 250 o 500 mg cada 24 horas, según la gravedad de la infección. Recibirán una dosis adicional durante la hemodiálisis y otra dosis más al finalizar la hemodiálisis.

Efectos adversos
Los pacientes a los que se le indica el uso de amoxicilina como tratamiento antibiótico deben buscar atención médica de emergencia de forma inmediata en caso de experimentar síntomas de una reacción alérgica al fármaco (erupción cutánea, picazón, urticaria, hinchazón de la boca, labios, cara o lengua), material fecal con sangre, orina oscura, confusión, escalofríos, fiebre, ampollas en la piel, dolor estomacal y cólicos, irritación o descarga vaginal, hemorragias o hematomas inusuales, piel amarilla.

Por otro lado, deben considerarse reacciones de hipersensibilidad como erupción eritematosa maculopapular, síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme y trastornos respiratorios. Otras reacciones adversas muy infrecuentes son necrolisis tóxica epidérmica y shock anafiláctico. Con relación al aparato digestivo: náuseas, diarrea, vómitos y candidiasis, y muy raramente elevación transitoria y moderada de las transaminasas.

Asimismo, durante el tratamiento con amoxicilina se ha informado la aparición de anemia, púrpura trombocitopénica, eosinofilia, agranulocitosis y leucopenia, que han sido reversibles.

Contraindicaciones
La amoxicilina está contraindicada en pacientes que tienen antecedentes de hipersensibilidad al grupo de antibióticos llamados penicilinas o a cualquier otro componente de este producto medicinal; infecciones por herpe virus, mononucleosis infecciosa.

Interacciones medicamentosas
Los pacientes deben comunicarles a sus médicos sobre cualquier medicamento que se encuentren tomando para que el profesional pueda considerar las interacciones medicamentosas sin riesgos.

No se aconseja administrar allopurinol junto con amoxicilina porque esto aumenta el riesgo de reacciones cutáneas. Asimismo, las sulfonamidas, el cloranfenicol y la eritromicina pueden disminuir la eficacia de la amoxicilina. Por otro lado, la amoxicilina puede disminuir la efectividad de los anticonceptivos orales, por lo que se aconseja el uso de algún otro método anticonceptivo adicional durante el tratamiento con este fármaco.

Con relación a la interacción de la amoxicilina en pruebas de laboratorio, cuando el tratamiento con este antibiótico conlleva dosis muy elevadas, puede disminuir los resultados de los niveles de glucemia.

Presentación
Suspensión oral pediátrica (también en sachet), cápsulas, comprimidos masticables y gotas pediátricas.

Mantenga este y todos los medicamentos fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar fresco.

Después de preparar la suspensión se puede conservar durante 7 días a temperatura ambiente o 14 días en el refrigerador.